VIVIRSINBEBER | Atrévete a ser libre. Una vida sin alcohol es posible.

 

Hablar de conductas adictivas implica hablar de dependencia a un objeto o a una sustancia (tabaco, alcohol, drogas, comida, juego, Internet, compras, etc).

Si bien cada uno genera diferentes consecuencias en la vida de quien los consume, tienen un patrón común que está vinculado con el dominio y la sumisión. Quien padece una adicción se somete y se siente dominado por la misma.

Desde esta perspectiva, las conductas adictivas comienzan a tener un papel central en la vida del individuo, absorbiendo toda la energía disponible y limitando de esta manera la energía que debería dedicarse a otras áreas o actividades.

Por ejemplo, quien tiene una adicción al juego y no puede manejar ese impulso, ya no tiene energía para cumplir con sus responsabilidades y- aún sin tener malas intenciones- puede poner en riesgo el patrimonio familiar. Del mismo modo, quien se encuentra ebrio, puede tener conductas desbordadas o violentas que no responden al sí mismo sino que son causadas por la interacción entre la sustancia y el organismo.

Teniendo en cuenta estas cuestiones podríamos afirmar que el adicto es” tomado” por la adicción y así como muchas veces un tumor va invadiendo otros órganos, la conducta adictiva va tomando la vida de quien la padece.

Ahora bien: Cambiando el ángulo del tema y poniendo el énfasis en la salud, debemos decir que todas las personas resolvemos diferentes cuestiones vitales que implican cierto grado de estrés. En mayor o menor medida desde que nacemos tenemos que enfrentarnos al desafío de superar los obstáculos que se nos van presentando. Muchas de estas cuestiones complejas son esperables desde el punto de vista evolutivo y están ligadas al crecimiento, pero muchas otras son frutos del azar y el destino y generan un impacto que puede resultar difícil de procesar.

El desarrollo vital se produce por la interacción de diferentes variables internas y externas que generan respuestas singulares. Cada uno de nosotros es único y original. Nuestra personalidad se va configurando a partir de diferentes influencias genéticas, vinculares y socio-culturales. Y desde nuestra personalidad respondemos a las demandas que se nos van presentando en nuestra vida.

Muchas veces, la vida nos regala momentos de felicidad y muchas otras nos pone a prueba con dificultades. Responderemos desde nuestro propio lugar, poniendo en juego nuestros recursos y evidenciando nuestras vulnerabilidades.

La vida constantemente nos demanda una respuesta, los problemas vitales se presentan en complejidad creciente y la existencia toda implica un cuestionamiento que requiere que tomemos conciencia de ciertos planteos inevitables: ¿Quiénes somos y qué queremos de nuestra vida? ¿Cuáles son nuestros deseos? ¿A qué cosas le tenemos miedo? , etc.

Los planteos existenciales resultan complejos de resolver. Muchas veces existen sensaciones difusas que impiden que podamos concretizar una respuesta. Y esa sensación difusa puede convertirse en angustia o ansiedad y necesita ser calmada.

“Consumir”, considerando diferentes objetos y sustancias puede resultar una anestesia efectiva para los cuestionamientos existenciales y para posponer la resolución de las azarosas crisis que pudieran presentarse a lo largo de nuestra vida.

De esta forma evito enfrentar un problema real y siento cierta calma producto de la anestesia del consumo. Sin embargo, esa calma momentánea, se duplica en angustia cuando vuelvo percibir difusamente la amenaza real y comienza a generarse un círculo vicioso que va configurando el mecanismo de la adicción: Consumo para no angustiarme, pero luego me angustio más y necesito volver a consumir. Y habitualmente se produce un efecto de tolerancia que lleva a tener que aumentar la dosis de consumo para lograr el mismo efecto y ahí ya está desencadenada la adicción lo cual se convierte en un problema que afecta y somete a quien lo padece.

Teniendo en cuenta estas ideas, podemos comprender algo más de las conductas adictivas y considerar el mecanismo de evitación que se pone en juego. La dificultad para enfrentar los problemas vitales reales se traduce en la creación de un problema artificial que al instalarse, deja en segundo plano la resolución efectiva del primero.

Utilizando una metáfora gráfica podríamos imaginarnos a alguien que tiene su casa desordenada. Imaginemos que al no poder encarar esta tarea, toma la decisión de incendiar la casa.

Una vez que el fuego está prendido: ¿Quién se preocuparía por el desorden? El fuego se expande e invade todos los lugares de la casa. El desorden queda en segundo plano porque ahora el incendio toma el primer lugar. De algún modo, así funciona la adicción.

Por supuesto que nuestra mente no actúa de una manera tan lineal e intervienen múltiples variables inconscientes para desencadenar una enfermedad. Está claro que nadie elije voluntariamente enfermarse o padecer una conducta disfuncional.

Lo importante es tratar de comprender y preguntarnos qué misión y qué significado tienen esas conductas en la vida de la persona particular.

Muchas personas se sienten vulnerables frente a las demandas vitales y creen no tener los recursos suficientes para enfrentar esas cuestiones.

Por este motivo, pueden adoptar conductas adictivas que funcionan como vías de escape para no enfrentar la realidad.
 

Una vida sin beber alcohol es posible

Atrévete a ser libre y recupera el rumbo de tu vida

EMBARCATE A BORDO DE VIVIRSINBEBER

Tus datos están seguros a bordo. LIBRE DE SPAM

Acerca de samudra

Capitán al mando de la nave VIVIRSINBEBER. Mente adictiva en continua evolución.Si no encuentro el camino. Hago uno. | 1996 - Último porro | 2002 - Último cigarrillo | 2006 - Última borrachera | UNA VIDA SIN ADICCIONES ES POSIBLE 🙂

Deja un comentario

Deja el primer comentario!

Notificación de
avatar
Photo and Image Files
 
 
 
Audio and Video Files
 
 
 
Other File Types
 
 
 
wpDiscuz

CONTACTA

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando

©2017 VIVIRSINBEBER | Atrévete a ser libre: Una vida sin alcohol es posible ;-)

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account