Me acuerdo de…

Me acuerdo del día que me registré en esta página. Me acuerdo del tiempo anterior y del tiempo posterior. Recuerdo que parecía todo difícil y dramático. Irreal y confuso, parecía a veces un sueño, a veces una pesadilla.

Entré decidida, entré enfadada, entré dispuesta, entré entre incrédula y confiada, un poco ingenua, entré buscando la salvación, la solución, entré harta, pero entré porque quería cambiar.

De eso hace algo más de tres años, en estos he aprendido un montón de cosas, que aparentemente no tienen nada que ver con las adicciones o consumos problemáticos, y digo aparentemente porque cualquiera que haya superado una adicción sabe que no se supera solo dejando de consumir.

He asimilado cosas muy básicas, que seguramente podría o debería haber hecho en la adolescencia o juventud, pero no fue así.

Algunas de esas cosas que he o más bien estoy aprendiendo son la paciencia, y la perseverancia. Siempre me había considerado una persona impaciente e inconstante, pensaba que era algo innato e inamovible. Hoy mi pensamiento no es ese, veo la impaciencia e inconstancia como una especie de inmadurez. Veo que las cosas requieren su tiempo, y que no siempre los resultados son instantáneos, que cada persona tiene su propio tiempo y su propio aprendizaje.

Durante estos tres años desde mi registro, parece que no haya cambiado casi nada, a parte del hecho de no consumir. Y aunque es lo más visible, no es lo más importante, al menos así lo veo ahora mismo. En realidad, han cambiado más cosas, y aunque sigo viviendo en el mismo sitio, trabajando en lo mismo y mi familia sigue siendo la misma, mi tiempo (el que me queda libre ;-)) no lo ocupo igual, mi mente tampoco, mis compañías no son las mismas.

Al principio, y como principio me estoy refiriendo al primer año y medio más o menos, visto desde donde estoy hoy, (aunque en ese momento me sentía casi libre) seguía teniendo problemas con el consumo aún sin consumir, pues lo seguía viendo, más bien sintiendo en mi interior, como un escape, una salida, un premio, una diversión, ósea era un castigo no consumir, y por tanto una verdadera odisea conseguir no ceder. No digo que ya lo haya superado completamente, pero veo mi propio sentir de entonces bastante lejano. Ahora no veo como un castigo el hecho de no consumir, sobre todo no lo veo como un escape aceptable, ni como un premio tentador (o al menos no al 100×100) no veo las sustancias tampoco como enemigos a combatir a muerte. De momento yo escojo no hacerlo, mi última experiencia consumiendo no ha sido buena, y mi experiencia sin consumir está dando frutos estupendos a todos los niveles.

Podría ser que si alguien leyera esto, pensara que sí que he tardado tiempo en darme cuenta de cosas tan fáciles, pero no me importa, (Jajaja, bueno no me engañaré, no me importa demasiado)

En definitiva ha cambiado mi actitud o disposición interior y no sólo la puesta en escena. Ha cambiado la dureza de mi juicio hacia mi misma y hacia los demás.

Sé que el tiempo nos dá otra perspectiva de las cosas, más amplia, y seguramente si un día pudiera recordar este mismo instante, sería distinto, y entrando en divagaciones…las cosas que recordamos, realmente sucedieron de una forma concreta, sin embargo nuestro recuerdo va variando, nuestra percepción, nuestros sentimientos y opiniones al respecto…¿existe una realidad única?

De vez en cuando aún me vienen ideas, tentaciones, pensamientos, sobre pillar un ciego de campeonato, pero no me hundo allí. Como en unas arenas movedizas procuro ofrecer resistencia con calma.

He escrito bastante en estos tres años, a veces en forma de diario, otras haciendo un balance o resumen, para aclararme, para situarme, para desahogarme, y todas esas veces me han servido en ese mismo momento y con posterioridad para animarme incluso en momentos en los que no veía, ni camino, ni horizonte.

Recuerdo que veía todo difícil y dramático, y ahora sigo viendo las cosas con cierto dramatismo y dificultad. También recuerdo justo el lado contrario, cuando veía todo fácil e instantáneo y me sigue pasando, sigo visualizando metas fáciles e instantáneas, pero ahora tengo un poco más de visión a largo plazo, sé esperar un poco más, pero solo un poco más…eh!

La vida es “vella” aún con errores.
Cantar, reir, ser feliz!!

Recomendar0Publicado enSin categorizar

Deja un comentario

avatar
Archivos de fotos e imágenes
 
 
 
Audio and Video Files
 
 
 
Archivos de audio y video
 
 
 
  Subscribe  
Notificación de

CONTACTA

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
 

facebook        google+        Instagram        Pinterest        Spotify        twitter        twitter

 

VIVIRSINBEBER | Atrévete a ser libre. Una vida sin alcohol es posible.

 

ATRÉVETE A SER LIBRE | Una vida sin alcohol es posible.

Aviso legal | Política Privacidad | Política Cookies

© 2012 - 2018 VIVIRSINBEBER

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account