• escurial ha actualizado una entrada en el grupo Logo del grupo LAS 10 RAZONES POR LAS QUE HAS DECIDIDO VIVIRSINBEBERLAS 10 RAZONES POR LAS QUE HAS DECIDIDO VIVIRSINBEBER hace 1 año, 11 meses  · 

    Hola a todos. En primer lugar agradecer a todos los que estáis detrás de todo esto… Aunque llevo tiempo leyendo, hasta hoy no me he decidido a contar mi experiencia personal y exponer mis 10 razones para emprender el camino de salida de este infierno.
    Os cuento un poco mi historia, también me la cuento a mí (para, quizá, poner algo de orden en mis pensamientos, en mi vida).
    Tengo 41 años, estoy casado, tengo dos hijos, llevo 4 años en paro y soy alcohólico.
    Mi infancia son recuerdos de peleas, malos rollos, mi madre bebida, mi padre amargado sin saber qué hacer, viviendo como podía su pesadilla (recuerdo que siempre me decía: “lo único que quiero es que tu madre deje de beber y esté bien, lo demás viene solo…”). Todo esto duraría hasta que me casé y me fui a vivir con mi mujer. Pasado un tiempo desde entonces mi madre dejó de beber (la amenacé con no volver a casa a verla y no llevar a mis hijos)
    Somos dos hermanos, pero mi hermana dejó la casa familiar siendo muy joven, y tengo la sensación de que vio los toros desde la barrera, por lo que yo fui quien tuvo que hacerse cargo de la situación (hacía de comer, limpiaba, la compra… pues mi madre estaba bebida y muchas veces en la cama, llegando incluso a tenerle que limpiar los vómitos de encima… siendo un crío…).
    Recuerdo, vagamente, un ingreso en psiquiatría de mi madre: me fueron a llamar al colegio, y me llevaron a casa… ella gritaba y lloraba desconsoladamente; luego la visita al psiquiátrico, vestida de blanco… Estoy llorando al recordar esto…
    Más tarde vinieron los problemas de una adolescencia difícil, supongo que producto de esta situación familiar: borracheras, peleas, dejadez en todo lo que hacía (empezar mil cosas y no acabar ninguna –era el continuo reproche de mi madre-), depresión. Te vas separando emocionalmente, sales fuera, a otra ciudad a estudiar, y te conviertes en el rey de las juergas, de las drogas… y, cómo no, para variar, dejas todo a medias… Acabé mi carrera gracias a la que ahora es mi mujer.
    Para no cansar mucho, me caso y empiezo una época de estabilidad en mi vida: a nivel económico estable, estabilidad en la pareja, tenemos nuestros dos hijos… somos bebedores sociales (de fines de semana…) hasta que debido al estrés caigo en una profunda depresión… y ahí empieza el calvario que estoy viviendo.
    En un primer momento me diagnostican depresión… tratamiento médico y el mío particular: empiezo a beber compulsivamente… Dejo el trabajo que tenía y a partir de ahí ha sido una caída continuada: beber, pastillas, beber….
    A finales de 2016 decido ir al psiquiatra: me diagnostica Trastorno Bipolar Tipo II, ciclador rápido… En un primer momento, dejo una semana de beber… todo un éxito tras cuatro años bebiendo todos (pero todos) los días, una media de 6 latas de cerveza. Pero mala fecha para iniciar el tratamiento: Navidad a la vuelta de la esquina… caigo, vuelvo a beber compulsivamente… Después, consigo alternar algunos días de sobriedad con otros de borrachera… (proporción 1 sereno-6 borracho…)
    Hablo continuamente con mi mujer y, paradójicamente, es ella la que no ve el problema: “si tú quieres, durante los días entre semana no bebes; a mí también me gusta beber pero solo tomo los fines de semana”… Es decir, que lo ve como una cuestión de voluntad, o eso creo. Sutil y sustancial diferencia: ella sale a trabajar fuera todos los días, y yo me quedo sólo en casa desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche… tiempo suficiente para pensar de todo…
    Situación actual: tratamiento con estabilizadores del ánimo y ansiolíticos: los períodos depresivos son menos y de menor intensidad; los periodos de euforia siguen siendo los mismos, incluso más severos diría yo (o es que ahora tengo consciencia de qué son, y antes los achacaba a estar “acelerado” y querer hacer muchas cosas, pensar en muchas cosas…)
    Bebo, una media de 6 latas de cervezas al mediodía, es decir unos dos litros. Antes empezaba a partir de la una de la tarde pero he ido reduciendo el horario y hay días que a las once ya estoy con una lata de cerveza en la mano. Compro por la mañana, las bebo y, si sobra alguna, las tiro, diciendo “mañana se acabó”… Examen de conciencia.
    Los sentimientos de culpa son diarios, una tortura china insoportable; la poca autoestima la perdí hace no sé cuánto… y en más de una ocasión he pensado en suicidarme (sobre todo en la última semana), viendo en esto la única solución a mi problema.
    La semana que viene tengo cita con el psiquiatra, a ver qué pasa.
    Hoy, 8 de marzo de 2017, me he propuesto que sea el primer día, definitivamente sin alcohol de mi nueva vida. Se acabó: o lo consigo o me rindo para siempre.
    Mis 10 razones para dejar de beber:
    1. Porque quiero darme la oportunidad de quererme para poder querer a otros.
    2. Viví una infancia/adolescencia marcada por la presencia del alcohol y sus consecuencias; no quiero que mis hijos tengan que presenciar/vivir algo similar.
    3. Vivir, intensamente, pequeños instantes que ahora me pierdo: un paseo, salir de compras, ir al cine, ver una película en casa, jugar con mis hijos…
    4. Recuperar mi salud: tanto física como psíquica. Recuperar el vicio que tenía de salir a correr, a andar por el campo; dejar la apatía que me encierra en las cuatro paredes en las que tengo mi guarida…
    5. Tomar buenas decisiones: no arrepentirme de lo que he dicho o hecho en un momento de borrachera épica.
    6. Quiero salir de mi estancamiento: llevo cuatro años estancado, sin avanzar en mi vida laboral/profesional y, aunque no todas las trabas han venido de mi enfermedad, si la mayoría de ellas. Quiero desarrollarme a nivel profesional: pensar, al llegar el fin de semana, que lo es, y que vengo contento de haber trabajado…
    7. Quiero recuperar mi autoestima, no andar hecho una piltrafa, arrastrándome, siendo autocomplaciente conmigo, dándome lástima.
    8. Porque quiero estar con mis hijos sin tenerlos que llevar con sus abuelos para yo salir a emborracharme; porque no quiero estar con ellos cuando salimos y estoy borracho, siendo ellos más responsables que yo.
    9. Quiero aprovechar el tiempo; ahora, gran parte del día me lo paso por la mañana saliendo de la de ayer; por la medio día emborrachándome y por la noche deprimido…
    10. Porque me faltan otras miles de razones para estar vivo, vivir, y cuando llegue el momento de morir tener la tranquilidad de haber vivido plenamente.
    Vamos hablando. Suerte a todos aquellos que compartimos enfermedad.

CONTACTA

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
VIVIRSINBEBER | Atrévete a ser libre. Una vida sin alcohol es posible.

facebook        google+        Instagram        Pinterest        Spotify        twitter        twitter

VIVIRSINBEBER | Atrévete a ser libre. Una vida sin alcohol es posible.

ATRÉVETE A SER LIBRE | Una vida sin alcohol es posible.

Aviso legal | Política Privacidad | Política Cookies

© 2012 - 2019 VIVIRSINBEBER

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account